NewGeneration

Sitio web de noticias y medios

Cumple 100 en días en prisión José Daniel Ferrer García

Spread the love

Cien días se cumplen hoy desde que fue arrestado arbitrariamente José Daniel Ferrer García, líder principal la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), la mayor organización opositora dentro de Cuba.

El pasado primero de octubre el Ministerio del Interior (MININT) desplegó un fuerte operativo en el reparto Altamira, con una cifra de al menos 60 efectivos policiales y 20 vehículos, pese a que el país se encontraba atravesando por el llamado “período coyuntural”, donde el acceso de la población al combustible era casi nulo.

El operativo incluyó allanamientos múltiples sin orden judicial y detenciones de varios activistas, incluyendo uno de los hijos de José Daniel, menor de edad. Algunos fueron liberados el mismo día, pero en el caso de José Daniel Ferrer, Fernando González, José Pupo y Roilán Zárraga, permanecen en la prisión Aguadores de Santiago de Cuba hasta el día de hoy, sin fecha de juicio.

“Según el propio delito que le imputan a José Daniel y los otros tres activistas, lo máximo que pueden estar en prisión sin juicio son 60 días”, dijo el abogado Julio Ferrer, que ha estado asesorando a la familia y a la organización.

Por más de un mes, las autoridades se negaron a mostrar a José Daniel. De ahí que miles de personas dentro y fuera de Cuba exigieran de manera pública una prueba de vida del líder de UNPACU.  A la campaña se sumaron todos los movimientos opositores dentro de la Isla, artistas y periodistas independientes. En el exterior se unieron artistas cubanos como Alberto Pujol, Judith González, Roberto San Martín, Boncó Quiñongo, Lilo Vilaplana y muchos otros. También se movilizaron influencers como Alexander Otaola y personalidades como Luis Almagro, Marco Rubio, Antonio Ledesma y Gloria Álvarez.

Varias protestas se suscitaron dentro y fuera de Cuba. Pegatinas, carteles y volantes con los rostros de los cuatro detenidos, han cubierto gran parte del territorio nacional. Las redes sociales de internet  han sido otro de los escenarios en que se ha defendido. Solamente en los últimos 30 días, se han registrado 8829 tuits, enviados por 2242 tuiteros con un alcance de 21,3 millones de personas.

La familia de Ferrer ha podido verlo durante estos 100 días solo en tres ocasiones, no por cumplimiento al reglamento de cárceles y prisiones que regula las visitas, sino por decisión exclusiva del Departamento de la Seguridad del Estado, que ha hecho de este caso “una cuestión personal”. Durante cada una de estas tres visitas, el líder opositor ha denunciado torturas físicas y psicológicas en su contra y la familia ha podido constatar el deterioro de su salud.

Diversas han sido las instituciones que también han pedido cuentas al régimen por la situación de Ferrer. Entre ellas Amnistía Internacional, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Organización de Estados Americanos y el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU.  Las respuestas del Estado cubano han dependido del organismo en cuestión, pero, sin lugar a dudas, todas han sido manipuladas. Senadores y congresistas estadounidenses se unieron para presentar una resolución bipartidista en el Senado que pide la liberación inmediata e incondicional del líder opositor.

A los 50 días de detención y cuando habrían transcurrido 46 días sin que nadie hubiese podido tener algún contacto con Ferrer, el régimen cubano se pronunció por primera vez sobre el caso. El anuncio fue hecho a través del diario Granma, Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba bajo el título “Nueva campaña de calumnias de EE.UU contra Cuba”, donde se evidencia la manipulación y posición política sobre el caso de Ferrer. Como respuesta, la UNPACU emplazó al medio oficialista a que le otorgaran derecho a réplica, cosa que hasta el día de hoy no ha sucedido.

Pero este no fue el único intento de descrédito. Horas antes de que el Parlamento Europeo votara una resolución urgente en defensa de la integridad física y la libertad de Ferrer, el régimen cubano hizo público un reportaje en la emisión estelar del noticiero de televisión, con una secuencia de videos manipulados y descontextualizados que, posteriormente, fueron desmentidos por la UNPACU y medios de comunicación foráneos en las redes sociales.

Durante este tiempo se han publicado varios testimonios que evidencian las presiones ejercidas por miembros del MININT contra activistas y vecinos de la comunidad de Altamira, donde radica la sede principal de la UNPACU, para que levanten falsos cargos contra Ferrer. UNPACU ha alertado el uso por parte de la Seguridad del Estado de agentes que han sido expulsados de sus filas, para que también realicen falsas acusaciones.

En los casos de los activistas Zárraga, González y Chaveco, han sido presionados y coaccionados para que rindan falsa declaración que incrimine a José Daniel. Recientemente, Chaveco logró realizar una llamada telefónica en la que denunció las deplorables condiciones en que le mantienen en la prisión Aguadores por negarse a incriminar a Ferrer. Hasta ahora, es el único de los cuatro al que le han negado el derecho a visita.

Otros sitios oficialistas han utilizado nombres de exparejas de José Daniel para acusarlo. Sin embargo, todas han desmentido tales calumnias.

“Nunca he sido víctima de José Daniel. Además, para mí es un excelente padre y líder y todo esto no es más que una patraña de la dictadura para tratar de acabar con su reputación y llevarlo a prisión”, afirmó Liettys Rachel Tur, quien reside en Miami y es madre de Daniela Patricia, una de las hijas de Ferrer.

También han negado los recursos de Habeas Corpus presentados por la familia. De la misma forma, rechazaron la última apelación a la decisión del Tribunal.

“Hemos podido constatar la parcialización del Tribunal y es que en Cuba todo es lo mismo: no hay imparcialidad, ni equidad ni derecho a la justicia” afirmó el abogado Julio Ferrer, de Cubalex.

Al cumplirse 100 días del encarcelamiento, la iniciativa Cuba Decide lanzó la campaña 100 días 100 voces por la libertad de José Daniel Ferrer para denunciar mundialmente la injusta medida contra el líder de UNPACU. En 24 horas más de 100 personas se habían sumado a la iniciativa, publicando sus fotos con un cartel en mano que decía Free Ferrer.

Cuba Decide hace un llamado, a través de esta campaña, a unirse al reclamo de la libertad de Ferrer, sus otros tres compañeros y todos los presos políticos, y a solicitar a sus representantes en los parlamentos nacionales de cada país que expresen su solidaridad aprobando resoluciones en demanda de su liberación inmediata.

(Cubanet)

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: