NewGeneration

Sitio web de noticias y medios

Noticiero de TV holandesa aborda expatriaciones forzosas en Cuba

Spread the love

El programa de la televisión pública holandesa Nieuwsuur (Hora de noticias), que sale al aire de lunes a viernes a las 9:30 de la noche, dedicó el martes un espacio de casi 19 minutos a la expatriación forzosa de opositores políticos en Cuba.

Con testimonios de los cubanos Eliécer Góngora Izaguirre, miembro de la Union Patriótica de Cuba (UNPACU) y Daniel Llorente, y del cubano-español Javier Larrondo, que dirige la organización Prisoners Defenders (Defensores de Prisioneros), el periodista Siebe Sietsma presenta las denuncias de sus entrevistados a la aerolínea Aruba Airlines, utilizada por la Seguridad del Estado de Cuba para desterrar a Góngora Izaguirre y a Llorente.

El principal testimonio del reportaje lo ofrece Eliécer Góngora Izaguirre, miembro de UNPACU.
El principal testimonio del reportaje lo ofrece Eliécer Góngora Izaguirre, miembro de UNPACU.

“Me decían que tomara ese avión a Guyana, y que si retornaba me iban a meter en prisión, donde me iban a matar”, le cuenta Góngora Izaguirre al periodista.

Relata que agentes de la policía política lo llevaron a la fuerza hasta la nave en la pista del aeropuerto, y le dijeron que si intentaba huir le darían otra golpiza. Iban detrás de él y le advertían que no mirara atrás, cuenta.

Aruba Airlines es responsable, porque fue utilizada como transportista para expatriarme, para sacarme de mi país, de mi patria; sacarme de mi vida secular, de mi entorno, donde se encuentra mi familia: mi esposa, mis hijos”, manifiesta Góngora Izaguirre.

Javier Larrondo, el director de Prisoners Defenders, entrevistado para el noticiero "Nieuwsuur".
Javier Larrondo, el director de Prisoners Defenders, entrevistado para el noticiero «Nieuwsuur».

Llorente es presentado en el reportaje con el episodio que lo puso en la mira del régimen cubano: correr ondeando la bandera estadounidense frente a la tribuna donde estaba el gobernante Raúl Castro. Su testimonio es más breve, pero no menos crucial.

“Yo estaba bajo presión de dos oficiales de la Seguridad del Estado que me acompañaron hasta casi la puerta del avión, diciéndome que tenía que montarme, o de lo contrario iba a prisión”, declara Llorente. “Eso no es hacer algo voluntariamente”.

Góngora Izaguirre ofrece detalles de cómo lo arrestaron violentamente en presencia de su familia.

Instantánea del testimonio de Daniel Llorente en el reportaje de "Nieuwsuur".
Instantánea del testimonio de Daniel Llorente en el reportaje de «Nieuwsuur».

“Ellos entran, fuertemente rompen la puerta, y me dan una brutal golpiza delante de mi esposa y de mis hijos”, le dice al reportero. “Pegaban más fuerte en la mano que ya me habían quebrado días antes. Si más fuerte gritaban mis hijos [para] que no le pegaran por favor a su papá, más fuerte me pegaban ellos”.

Documentos de Aruba Airlines mostrados en el espacio de la televisión holandesa muestran una fecha de nacimiento de Góngora Izaguirre que no se corresponde con la de su pasaporte.

“Esa no es mi información, yo no brindé información”, declara el disidente cubano entrevistado por el reportero holandés. “No es correcto”

El pasaje costó 580 dólares, pero el pasajero no sabe de dónde sacaron ese dinero. “Yo no lo pagué, nunca fui a la ventanilla en el aeropuerto, la policía política pagó todo. Ellos lo hicieron todo. Sin duda, Aruba Airlines fue utilizada por la policía política de Cuba como el transportista para expatriarme”.

El miembro de UNPACU cree que el régimen cubano y Aruba Airlines se están haciendo favores mutuos, según atestigua en el reportaje. Y reconoce que teme por su vida.

“Me escondo por el miedo que tengo”, dice Góngora Izaguirre. “Ellos me amenazaron de muerte. Denunciando las expatriaciones forzosas me sigo poniendo como diana; me podrán matar en el lugar que me encuentren”.

También entrevistado por el periodista holandés Siebe Sietsma, el director de la organización Prisoners Defenders asegura que fue testigo de todo lo que le ocurrió a Góngora Izaguirre.

“Yo estaba al tanto de cada paso de su historia”, dice Larrondo. “Él nunca compró el boleto. Él nunca habló con Aruba Airlines, nunca estuvo en el mostrador. Nadie le pidió su pasaporte. Fue llevado al avión con guardias, e incluso un guardia abordó el avión con él, lo cual es realmente extraño, para asegurarse de que estaba en el avión. El caso es: ¿Qué parte de la historia es la que Aruba Airlines no ve aquí?”


El ministro de Asuntos Exteriores, Blok, debe proporcionar claridad sobre la participación de Aruba en las deportaciones de disidentes políticos de Cuba. Eso es lo que dicen D66 y SP en respuesta a nuestra transmisión. El líder de la oposición de Aruba, Marlon Sneek, también quiere saber qué está pasando.

Textos publicados en el sitio NOS de los Paises Bajos (Traduccion al castellano)

Cubano desalojado: «Me maltratan frente a mis hijos»

Eliécer Góngora Izaguirre ha estado vagando por América Central durante casi un año. El propio cubano no esperaba que su vida tomara un giro tan radical cuando la policía política lo invadió hace un año. Fue arrestado por sus actividades políticas y deportado a Cuba contra su voluntad, con un dudoso papel de Aruba Airlines. «Me dijeron que me matarían si volviera a mi isla».

En algún lugar de América Central, Góngora cuenta su historia para Nieuwsuur. No quiere saber exactamente dónde está, por temor a las largas armas del régimen comunista de Cuba.

Góngora tiene contacto ocasional con su esposa y sus cuatro hijos a través de mensajes de audio. No hay llamadas regulares; su presupuesto es limitado y el internet con su familia en Cuba es pobre. Continúa argumentando: «En Cuba no hay respeto por los derechos humanos, no somos libres de decir lo que queremos. Por eso me expulsaron. El régimen tuvo problemas con mi papel como activista».
«Fui arrestado más de 300 veces»

Como coordinador de una sección local de la Unión Patriótica de Cuba, Góngora se presentó como un activista político contra el régimen. Una actividad peligrosa en Cuba, liderada por el PCC del partido comunista desde la revolución de Fidel Castro y el Che Guevara en la década de 1950.

«Fui arrestado más de trescientas veces», dice Góngora. «Una vez que estuve en la cárcel durante seis meses. Pensaron que aprendería mi lección con eso, pero continué mis actividades políticas. Reuní a personas a mi alrededor para expresar colectivamente nuestra opinión. Eso claramente no fue apreciado «

El 19 de febrero, la policía política vuelve a invadir la vida de Eliécer, literalmente. Actualmente está en la cama, debilitado por una huelga de hambre que está organizando en protesta contra el régimen. «Me golpearon completamente a los ojos de mi esposa y mis hijos. Cuanto más fuerte gritaban mis hijos, más fuerte me golpeaban. Y especialmente en mi mano, que había roto antes en un arresto».

Aruba Airlines: Góngora compró el boleto voluntariamente

Después de ser detenido por un día en la prisión local, Góngora fue puesto en un automóvil blanco. «Por un lado estaba mi padre de 87 años, por el otro un policía. Condujimos toda la noche hasta que llegamos al aeropuerto de La Habana».

«Mi padre y yo estábamos aturdidos en un banco en el aeropuerto cuando uno de los oficiales llegó y me puso el pasaporte. Una tarjeta de embarque para un vuelo de Aruba Airlines a Georgetown en Guyana sobresalía».

Aruba Airlines y el gobierno cubano dicen que Góngora compró su boleto él mismo y se embarcó voluntariamente. Ante esa reacción, Góngora se enoja. «Bajo amenaza de violencia, la policía me llevó al aeropuerto. No compré ningún boleto yo mismo. Desafío a Aruba Airlines y al gobierno cubano a mostrar imágenes en las que personalmente compro mi boleto, ¡no hay ninguno!»

El gobierno cubano afirma que la presencia del padre de Eliécer es prueba de su partida voluntaria. El padre de Eliecer, Eliécer Góngora Sr., lo niega firmemente. «Todos son bandidos desvergonzados. Nunca me dijeron lo que iban a hacer con mi hijo, nunca dijeron que nunca debería volver a Cuba. Que me hicieron esto, un veterano de la revolución lleno de medallas, es una vergüenza absoluta «.

El único delito que he cometido es pedir libertad al pueblo cubano.

En Guyana, Eliécer se sintió incómodo: «Tuve la idea: la dictadura me envió aquí por una razón. Fui intimidado en la calle por extraños que sabían todo sobre mis actividades en Cuba. Así que decidí ir a Estados Unidos. Desde Brasil, pasando por Perú, Ecuador, Panamá hasta Costa Rica. Con furgonetas, botes ya pie. Nos han robado, robado y muchas veces dormido en la calle «.

Y ahora Góngora está en algún lugar de América Central, sin la posibilidad de reunirse con su familia. Continúa la lucha contra el régimen cubano. «Esto no puede quedar impune. Aruba Airlines ha sido utilizada por el régimen de La Habana para aislarme de mi familia, mi esposa, mis hijos, mi organización y toda mi vida en Cuba. El único delito que he cometido es preguntar por la libertad del pueblo cubano «.

La ONU ha pedido al gobierno holandés una aclaración sobre la deportación de Góngora y otro disidente cubano por la aerolínea nacional de Aruba:

Disidentes cubanos expulsados, la ONU quiere una aclaración de los Países Bajos y Aruba

La ONU ha pedido al gobierno holandés una aclaración sobre la deportación de dos disidentes cubanos por la aerolínea nacional de Aruba. Los cubanos dicen que se vieron obligados a abandonar su tierra natal.

Nieuwsuur logró rastrear a los dos y habló largo rato con ellos. También tenemos documentos que indican que Aruba Airlines está en manos de un venezolano. Eso va en contra de la ley de Aruba, que requiere que los arubanos sean los dueños. El régimen venezolano mantiene estrechos vínculos con el régimen comunista en Cuba.

Los Países Bajos y Aruba afirman que desean que Aruba Airlines cumpla mejor con los procedimientos de seguridad, pero no quieren comentar sobre las deportaciones. Según Aruba, Aruba Airlines cumple con todos los requisitos legales. El gobierno de Aruba no confirma esto después de reiteradas solicitudes.

Cuba niega a Nieuwsuur que haya desalojos forzosos. Aruba Airlines mantiene una línea similar a la del gobierno cubano. Los hombres habrían viajado voluntariamente, y la aerolínea no sería culpada. Pero Nieuwsuur posee, entre otras cosas, pasaporte y detalles de vuelo que respaldan la historia de los disidentes. El gobierno cubano y Aruba Airlines no quieren comentar sobre esto.

La ONU toma en serio la queja del disidente Eliécer Góngora y también está investigando una queja similar de otro cubano. Este Daniel Llorente Miranda dice que fue expatriado por el gobierno cubano en mayo pasado con un vuelo de Aruba Airlines.

Durante nuestra investigación, encontramos documentos con fuertes indicios de una estructura de propiedad ilegal de Aruba Airlines. La ley de Aruba estipula que la aerolínea debe estar en manos de un Aruba. Esto es importante para evitar influencias extranjeras no deseadas y para fortalecer la posición independiente de la isla.

El gobierno de Aruba dice en una respuesta que Aruba Airlines está en manos de un residente de Aruba y, por lo tanto, cumple con la ley. Esto está en contradicción con la información que Aruba Airlines proporciona a la ONU y Nieuwsuur. La aerolínea informa que Esteban Vallés es el dueño. Vallés es un venezolano nacido, que ahora también tiene la nacionalidad estadounidense. Vive según Aruba Airlines en Miami. En una carta a la ONU, Aruba Airlines escribe: «El último propietario legal conocido de las acciones es Esteban Juvenal Vallés». La carta fue firmada por el propio Vallés. El gobierno de Aruba no hace comentarios sobre estos hechos.

Construcción sombría

Pablo Mendes de León, profesor de derecho aeronáutico en la Universidad de Leiden, estudió los documentos en manos de Nieuwsuur. Habla de una construcción oscura y afirma que el propietario y el control de Aruba Airlines no son de hecho Aruba.

Eso coloca la queja de Góngora y Llorente bajo una nueva luz. Los regímenes de Venezuela y Cuba son amigos y se brindan mutuamente todo tipo de servicios. No es inconcebible que el régimen venezolano utilice Aruba Airlines en un uno-dos con Cuba.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Ginebra ha pedido aclaraciones al gobierno holandés, arubano y cubano. Aruba Airlines también ha sido notificada. Aunque Aruba es un país propio dentro del reino, el Reino de los Países Bajos es responsable de la aviación y los asuntos exteriores.

El Relator Especial de la ONU sobre este tema es el francés Michel Forst. No quiere comentar porque el procedimiento aún está en curso.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: