Millonaria deuda de Maduro impide el trasplante de médula a 38 niños

Spread the love

Pdvsa debe pagar por completo al Gobierno de Italia una deuda acumulada que, hasta el 31 de enero de 2019, supera los 10 millones de euros, según la ATMO, con el objetivo de reactivar programa de trasplante de médula ósea. La deuda impide que más pacientes con leucemia puedan trasplantarse en el país europeo. El programa tiene fallas desde 2015, antes de las medidas de la administración de Donald Trump.

Para mediados del 2019 eran 20 los niños que estaban en la lista de prioridades para recibir trasplante, pero a pesar de las muertes al cierre de ese año, ya para el 2020 la lista de espera asciende a 38 niños.

El miércoles 29 de enero falleció el primer niño de 2020 en el hospital infantil José Manuel de los Ríos, en el departamento de hematología, el estaba hospitalizado desde hace 4 meses en espera de transplante de médula.

Son 33 servicios en estado grave en el JM de los Ríos, entre ellos el servicio de neurología, hematología, cardiología, oncología entre otros, con medidas cautelares de protección de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la cual es omitida por el Estado.

Parece absurdo pensar que la vida de un niño de 5, 4, 10, 11 años pueda apagarse cuando su muerte se pudiera prevenir. El Estado es el único responsable.

La Organización Nacional de Trasplante de Venezuela también advierte que, desde hace tres años están suspendidos los trasplantes de fallecidos o pacientes con muerte cerebral, como lo establecen las leyes venezolanas. Esto significa que las personas en el país que esperan por un trasplante de órgano están sentenciados.

Pero la lucha de los pacientes trasplantados no termina al recibir un transplante, su lucha comienza con el proceso pre-operatorio y las necesidades de cuidado especiales que deben cumplir luego del procedimiento, incluyendo ambientes esterilizados, alimentación y medicinas. A esto se le suma que los pacientes deben llevar todos los insumos para su operación y recuperación, desde el agua esterilizada hasta los tapabocas

«Sin planes de inversión ni de salud no puede haber derechos» dice Katherine Martinez directora de Prepara Familia en entrevista para Caraota Digital. En días pasados se conoció que Nicolás Maduro pagó 12 millones de dólares en asesores para mejorar las relaciones con EEUU y buscar levantar sanciones, con este monto se salvarían todos los departamentos del JM de los Ríos.

Actualmente la vida de los pacientes dependen de las donaciones que se reciben a través de las ONG, fundaciones, iglesias y movimientos benéficos, sin eso la crisis tendría una peor cara.

Detrás de estas historias están las madres de estos niños, enfermas, abatidas y algunas han tenido que irse del país para conseguir recursos para poder financiar el tratamiento de sus hijos.

Martínez informó que actualmente en Venezuela solo existen dos centros de salud en los que se llevan a cabo los trasplantes de médula ósea, que son: el Hospital de Clínicas Caracas y la Ciudad Hospitalaria Henrique Tejera (CHET) en el estado Carabobo, sin embargo, para los familiares es imposible acceder a este servicio, puesto que en ambos lugares se realizan solo trasplante antólogos y de compatibilidad.

Sin insumos para diagnóstico

Desde Prepara Familia, han denunciando que el Banco Municipal de Sangre, encargado de dar soporte a la unidad de hematología del J.M de los Ríos, no cuenta con plaquetas, ni genética –el estudio que diagnostica cuál tipo de sangre necesita cada paciente–, ni filtros, ni reactivos para dotar al centro hospitalario.

El Banco Municipal de Sangre no tiene insumos ni personal para cumplir con la demanda de sangre, plaquetas y derivados para pacientes con patologías oncológicas.

Desde hace bastantes años no existe planes de inversión ni mixtas ni por parte del Ministerio que permita un desarrollo optimo y necesario en el sector salud, esto incluye el pago de enfermeras, pensionados, insumos, infraestructura, capacitación o planes sociales.

Actualmente pacientes y hospitales se mantienen solo por donaciones que vienen de ayudas humanitarias, ONG, fundaciones o planes beneficios.

La mezcla de todas estas situaciones entierra cada vez mas la posibilidad de mejorar la calidad de vida de los venezolanos, minimizar riesgos o prevenir tanto enfermedades como muertes.

Deja un comentario

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: