NewGeneration

Sitio web de noticias y medios

Piden a presidenta de Bolivia retirar bustos del Che Guevara

Spread the love

Un grupo de expresos políticos cubanos radicados en Estados Unidos pidió a la presidenta interina de Bolivia retirar los bustos del legendario guerrillero Ernesto “Che” Guevara, de quien dicen solo fue un “criminal aventurero” y que además intentó establecer una “tiranía comunista” en ese país andino.

En una carta dirigida a la presidenta Jeanine Áñez, el 14 de enero, los expresos señalaron que les preocupa que, tras la salida de Evo Morales del poder en Bolivia, ella “haya podido pasar por alto, como detalle menor, la glorificación de figuras asociadas con la opresión y el crimen”.

Personajes “a quienes su predecesor no se cansó de exaltar”, siendo el más notorio el “líder guerrillero Ernesto Guevara (alias Che)”, dijeron los expresos políticos en la carta.

“Nos atrevemos a pedirle, en nombre de las víctimas, que su gobierno remueva del espacio público boliviano (plazas, escuelas, instituciones del Estado, etc.) todo símbolo de reconocimiento a quien no fuera más que un criminal aventurero que tuvo por misión de vida la esclavitud de nuestros pueblos”.

Agregaron que el Che “murió en el intento de establecer una tiranía comunista en Bolivia y que, no obstante, cuenta con más de un monumento en vuestro país y a quien el presidente Morales propusiera como modelo para las nuevas generaciones bolivianas”, dice el texto.

La misiva fue fechada en Estados Unidos y publicada íntegramente el miércoles 15 de enero en el portal digital de la Unión de Expresos Políticos Cubanos (Ueppc).

En la carta a la presidenta Áñez, los expresos cubanos le manifestaron que Ernesto “Che” Guevara fue “cofundador del más longevo despotismo de nuestro continente y verdugo directo de centenares de nuestros compatriotas”, en referencia directa al régimen dictatorial que se instaló en 1959 en Cuba tras el triunfo de la revolución dirigida por Fidel Castro.

La carta a la presidenta Áñez fue enviada días después de que las autoridades bolivianas derribaron a golpe de mazo un busto del depuesto presidente Evo Morales en un polideportivo de Cochabamba, baluarte político del líder indígena, que gobernó el país por 14 años.

Además de barrer con la figura, el gobierno mandó quitarle el nombre de “Evo Morales” a la instalación, que pasará a llamarse Quillacollo, como la localidad donde está.

No es la primera vez que se pide el retiro de bustos del Che de lugares públicos de ciudades latinoamericanas.

El diario El Nuevo Herald, de Miami, publicó una columna de Andrés Oppenheimer, en agosto de 2017, en la que el periodista narró que estaba de visita en Argentina cuando explotó en Estados Unidos el debate sobre la campaña para derribar las estatuas del general sureño de la guerra civil Robert E. Lee.

La polémica resultante “me sonó muy parecida a la que estaba teniendo lugar en Argentina sobre una petición para demoler los monumentos al “Che” Guevara allí. En ambos casos, hay una solución mucho mejor que destruir las estatuas”, escribió.

“¿Por qué no dejar que las estatuas de estas figuras históricas sigan en pie, y construir a su lado monumentos a sus víctimas, o a quienes pensaban diferente?”, propuso.

“¿Por qué no construir, al lado de cada estatua de Robert E. Lee, un monumento a las víctimas de la esclavitud en Estados Unidos? O junto al monumento del líder guerrillero nacido en Argentina, una estatua recordando las personas que fueron ejecutadas por él en Cuba?”, finalizó

(ADN)

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: