NewGeneration

Sitio web de noticias y medios

Cuarto día de protestas en Irán por el derribo del avión de Ukraine International

Spread the love

El régimen iraní arrestó el martes a decenas de estudiantes durante las protestas contra la gestión que han hecho las autoridades tras el derribo de un avión civil ucraniano el 8 de enero último.

Tras negar durante tres días la hipótesis de que el avión de Ukraine International Airlines hubiera sido alcanzado por un misil, las Fuerzas Armadas iraníes admitieron el sábado último su responsabilidad, achacándolo a un «error humano». Los 176 ocupantes, en su mayoría de nacionalidad iraní y canadiense, perdieron la vida.

El anuncio tardío del error provocó una ola de indignación en el país contra las autoridades por la gestión de este incidente, según videos colgados en las redes sociales. En esas protestas se habrían coreado consignas contra las autoridades de la República Islámica, incluyendo al clero chiita.

En la universidad de Teherán, unos 200 estudiantes, la mayoría con el rostro cubierto, tuvieron un tenso cara a cara con los Basij, movimiento paramilitar de voluntarios islámicos, constató AFP. Los Basij coreaban «Muerte a Gran Bretaña», y quemaron la efigie del embajador británico Rob Macaire, que fue detenido brevemente el sábado en Teherán, acusado de haber participado en una manifestación prohibida, lo que el diplomático niega.

Las fuerzas de seguridad mantuvieron a distancia ambos grupos, que acabaron por dispersarse. El dispositivo policial era mucho menor el martes en Teherán, donde en cambio había problemas para conectarse a internet. En un hecho extremadamente raro, la agencia de prensa Fars, cercana a los ultraconservadores, informó que los manifestantes del domingo habían gritado «¡Muerte al dictador!» y coreado eslóganes contra los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite iraní.

Una treintena de personas fueron detenidas entre el sábado y el lunes, según la autoridad judicial. Un grupo de periodistas reformistas de Teherán publicó un comunicado denunciando la falta de libertad en la prensa y los medios oficiales. «Asistimos al funeral de la confianza del público», denunció el texto, citado por la agencia oficial Irna.

«¡A la hora de disculparse y dar explicaciones, se quedan mudos!», tuiteó Elmira Sharifi, una de las presentadoras de la televisión estatal. Varios artistas e intelectuales se sumaron a las protestas.

El diario Hamshahri, de mayor tirada del país, informó de una «ola de protestas de artistas ante (la tragedia) del avión y la manera en la que se informó». También indicó que habían cancelado su participación en los festivales de Fajr, que se celebran cada año en febrero, con motivo del aniversario de la Revolución Islámica.

Para Mehdi Rahmanian, director del diario reformista Shargh, «los responsables estarán obligados a hablar a la gente más honestamente», dijo. Rahmanian también notó que la actitud de las fuerzas del orden «ha mejorado con relación al pasado».

El mes pasado, la represión de las manifestaciones contra el aumento del precio de los combustibles dejó al menos 300 muertos, según la ONG Amnistía Internacional. El martes, a través de la televisión, el ministerio de Justicia anunció varios arrestos en el marco de una «exhaustiva investigación» para determinar las responsabilidades en la catástrofe aérea.

Poco antes, el presidente iraní, Hasan Rohani, había insistido en que se debe «castigar» a todos los responsables de la tragedia. «Es muy importante que cualquier persona que haya tenido culpa o haya sido negligente en este asunto» sea llevada ante la justicia, dijo Rohani, en un discurso retransmitido por la televisión.

Rohani abogó por la creación de un «tribunal especial con magistrados de alto rango y decenas de expertos (…) El mundo entero nos está mirando», agregó el presidente.

Irán invitó a expertos de Canadá, Francia, Ucrania y Estados Unidos a participar en la investigación. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, pidió al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en una conversación telefónica, que le ayude a establecer un diálogo con las autoridades iraníes, que rompieron las relaciones diplomáticas con Ottawa en 2012, para que estas identifiquen los cuerpos de las víctimas canadienses.

Según nuevas imágenes publicadas el martes por The New York Times, el avión de pasajeros fue alcanzado por dos misiles lanzados desde una base militar cercana a Teherán. Estas imágenes, procedentes de una cámara de vigilancia y filmadas con un teléfono móvil, muestran la trayectoria de un objeto brillante en la noche, y una explosión unos 20 segundos después.

Otro objeto luminoso fue lanzado unos diez segundos después. Un minuto más tarde, una bola de fuego aparecía brevemente en lo alto de la pantalla.

Como consecuencia, los países europeos firmantes del acuerdo nuclear iraní (Francia, Gran Bretaña y Alemania) activaron el martes el mecanismo de solución de conflictos previsto en el texto, para obligar a Teherán a cumplir sus compromisos.

«No nos queda otra opción, dadas las medidas adoptadas por Irán», anunciaron los jefes de la diplomacia de los tres países en un comunicado conjunto.

La catástrofe aérea del 8 de enero se produjo en el punto álgido de las tensiones entre Teherán y Washington, a raíz de la muerte del general Qasam Soleimani, por un tiro de dron estadounidense, que fue vengada por el lanzamiento de misiles iraníes contra bases estadounidenses en Irak.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: