NewGeneration

Sitio web de noticias y medios

Gobierno de Brasil se aleja de la CELAC

Spread the love

El Gobierno de Brasil decidió que no colaborará con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) debido, según apuntan lo medios brasileños, a la presencia de Venezuela y Cuba en el organismo regional. 

México, quien asumió la pasada semana la Presidencia de la institución, se puso en contacto con Brasil para que replantease su postura, después de que el año pasado dejara de participar por los «pocos efectos prácticos» de la alianza regional.

«En respuesta a la invitación de México, el Gobierno brasileño ha comunicado a la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana que Brasil no participará de los eventos relacionados con la instauración de la nueva Presidencia de la CELAC», informó en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil, reportó EFE.

Brasilia informó a Ciudad de México que «no considera que estén dadas las condiciones para la actuación (apropiada) de la CELAC en el actual contexto de crisis regional», y aseguró que no suscribirá ningún documento, agenda o propuesta de trabajo que surja de las reuniones ministeriales de la organización.

Brasil había dejado de participar en las actividades de la CELAC en 2019 por divergencias con Bolivia, que entonces ejercía la Presidencia temporal del organismo.

La presencia de Cuba y Venezuela en la CELAC son, han señalado los medios locales, una de las principales razones por las que Brasil ha optado por quedarse fuera.

No se trata de la primera vez que el Gobierno de extrema derecha de Bolsonaro decide abandonar organismos regionales. En abril de 2019, alegando que se trataba de una creación del finado presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para ejercer el poder de la izquierda en la región, Brasil anunció que abandonaba la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), como también lo hicieron países como Argentina, Colombia, Perú y Paraguay.

La CELAC , uno de los principales foros de concertación política de América Latina, nació en febrero de 2010, integrado por 33 países de Latinoamérica y el Caribe.

El organismo, que agrupa a prácticamente todos los miembros de la OEA con excepción de Estados Unidos y Canadá, pero con presencia de Cuba, fue una iniciativa del entonces presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, uno de los principales rivales políticos del actual jefe de Estado, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Varios de los países que abandonaron la UNASUR optaron por integrarse al Foro para el Progreso de Sudamérica (PROSUR).

(Tomado de Diario de Cuba)

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: